gases-lacrimogenos

Estaba junto a su familia a un kil贸metro de las protestas en la frontera de Gaza, pero los gases lacrim贸genos se extendieron y no pudo resistirlos.
Decenas de personas participaron este lunes por la tarde en Madrid y otras ciudades en una cacerolada de protesta por la
S铆guenos en Facebook Una joven refugiada, con problemas para respirar tras el ataque de los agentes macedonios. M脕S INFORMACI脫N