hacer deporte

Instagram via GIPHY Las malditas cuestas. Hacen que parezca que tus piernas son de plomo y que empieces a oír voces que intentan