hamas

Cohetes y bombardeos se suceden a un lado y al otro de la frontera, poniendo en jaque el alto el fuego de mayo y en la semana del Yom Kippur.
El Ejército israelí responde a tres días seguidos de lanzamientos de globos incendiarios desde el enclave.
La ofensiva aérea responde al lanzamiento de decenas de globos incendiarios durante una marcha ultranacionalista israelí por Jerusalén.
La agencia de noticias Associated Press, cuyas oficinas fueron destruidas en el ataque, advierte que a√ļn no ha recibido pruebas.
Minsk insiste en que hizo aterrizar el avión "por motivos de seguridad" para justificar una detención que viola la legislación aérea internacional.
La tregua comienza ma√Īana, tras 11 d√≠as de bombas sobre suelo palestino y cohetes contra suelo israel√≠, con un saldo final de 244 muertos a los dos lados de la frontera.
La Operación Guardián de los Muros evidencia, de nuevo, una enorme asimetría entre los bandos, por más que ambos violen los principios de las leyes de la guerra.
El sistema de defensa intercepta el 90% de los cohetes lanzados desde Gaza por las milicias palestinas y se ha convertido en un elemento esencial de defensa.
El conflicto deja ya 67 palestinos muertos y siete israelíes desde el lunes.
Muchos menores de edad han perdido la vida por los bombardeos.
Los muertos son ya 35 en el territorio palestino y cinco en el israelí, en una escalada sin precedentes desde 2014.
En el estallido han muerto al menos 35 palestinos y cinco civiles israelíes.
Es el más grave episodio en la zona desde la Operación Margen Protector, en 2014.
Las milicias palestinas llevaron a cabo 150 lanzamientos, respondidos por el Ej√©rcito israel√≠ con 140 bombardeos. Entre las v√≠ctimas hay una mujer embarazada y su hija de a√Īo y medio.
El día en que una flotilla se hacía a la mar para mostrar el cerco israelí en sus aguas, las milicias armadas lanzaban 28 cohetes a Israel, la mayor "lluvia" desde verano de 2014.
El Ejército israelí ha atacado 18 posiciones de las milicias de Hamás. Hay al menos dos palestinos muertos.
Los palestinos siguen hoy de forma masiva una huelga general en protesta por la decisión de EEUU de reconocer Jerusalén como capital de Israel.
Del fin del enfrentamiento cainita, largo de más de una década, debe salir un gobierno de unidad y una convocatoria de elecciones.
Las peleas fratricidas han lastrado la lucha palestina en la √ļltima d√©cada larga. Ahora, al fin, la unidad se atisba en el horizonte y, con ella, un nuevo escenario para la paz.
Desde que el Movimiento de Resistencia Islámico se hizo con el poder en Gaza, en 2007, ambos movimientos están enfrentados, con los territorios separados y sin apenas conexión administrativa.