herencia percibida

Como un piso vacío sin sus ocupantes que un día soñaron con vivir en él, España se está quedando sin alma. ¿Por dónde entra la luz? La revolución empieza en casa, en el bar, en la escuela, en el hospital. No saldremos adelante si, además de remar juntos, no cambiamos muchas cosas.