honduras

Los m√©dicos de un hospital de Tegucigalpa, Honduras, han tenido que amputarle el pene a un hombre de 50 a√Īos que acudi√≥ al
Carteles en el Congreso para clamar justicia por Berta C√°ceres. Es la protesta del grupo parlamentario de Podemos, que tras
Pinterest Ve a nuestra portada TAMBI√ČN TE PUEDE INTERESAR... La violencia, un lastre para Latinoam√©rica 15 detenidos por
Es posible que se produzca una declaraci√≥n unilateral de independencia que no conduzca a una independencia reconocida por toda Espa√Īa, y por consiguiente, por el resto de pa√≠ses europeos. En el peor de los casos, esto nos podr√≠a conducir a una situaci√≥n que llamar√© el escenario hondure√Īo, en referencia a lo ocurrido con el entonces presidente Manuel Zelaya.
Glenda Chávez camina entre los naranjos del huerto familiar en dirección a la valla baja de alambre que separa su propiedad
La situaci√≥n no parece haber cambiado en t√©rminos de justicia para los hondure√Īos desde que la CPI empez√≥ sus investigaciones en 2010, tras el golpe de Estado contra Manuel Zelaya de 2009. Sigue habiendo miles de asesinatos al a√Īo, y el Estado mira para otro lado.
Asco. Rabia. Indignación. Es la reacción de miles de internautas ante un vídeo grabado en Honduras, donde se ve a un perro
Son tiempos de incertidumbre. Miedo por la p√©rdida de lo que ha sido una fant√°stica forma de ganarse la vida durante d√©cadas, para empresarios y para periodistas. Esperanza, porque este nuevo escenario ofrece un amplio abanico de oportunidades, muchas a√ļn desconocidas.
Cuando se trata de violencia fuera de control, América Central es la zona cero. El Salvador, Guatemala y Honduras cuentan con las tasas de muertes violentas más altas del mundo. San Pedro Sula, la segunda ciudad más grande de Honduras, es considerada la más peligrosa del planeta.
El 22 de febrero del a√Īo pasado Jovel parec√≠a animado. Ten√≠a apetito, hablaba por los codos, escalaba una jerga divertida llena de anglicismos y exageraciones. Pocos en San Pedro conoc√≠an su historia. Valga de prueba que el d√≠a de su muerte, el diario local apenas le dedic√≥ unas l√≠neas.