huelga-indefinida

No es nuevo el interés del Gobierno de Madrid por poner en venta el sistema público de salud. Indecente que un Gobierno actúe sobre algo que es de todos. Es como si el presidente de comunidad de vecinos pone en venta tus muebles. ¿No protestaríamos? ¿No saldríamos a denunciar tamaña tropelía?
Viniendo a trabajar escucho en la radio que la AMYTS y todos los sindicatos convocan dos días de huelga el 26 y 27 de noviembre. Ha sido un jarro de agua fría, otra vez una indecisión, un paripé, una tomadura de pelo a las esperanzas de los que creemos en la sanidad pública, no sólo facultativos. Yo también soy paciente de la sanidad pública.