humanismo

Hoy d√≠a ya no queda ning√ļn peri√≥dico ni red social que no se haga eco de noticias sobre el incontenible avance de los robots
Todos quieren tener un m√≥vil √ļltimo modelo, un ordenador nuevo, una televisi√≥n de resoluci√≥n ilimitada. Coches el√©ctricos
filosofoCharles Taylor es uno de los l√≠deres m√°s influyentes en nuestra comprensi√≥n de la "pol√≠tica de la identidad". Seg√ļn argumenta el fil√≥sofo, no s√≥lo existimos y tenemos identidad propia y suficiente. Desarrollamos identidades en contextos sociales y buscamos reconocimiento de la legitimidad de nuestras identidades.
plazaOrwell denunci√≥ que los idiomas apenas disponen de un pu√Īado de palabras para definir lo que pensamos o lo que sentimos. Y es cierto. No s√© cu√°l es el nombre exacto para el sentimiento de un beso sin amor o el dolor de ventr√≠culos tras una ruptura. Pero me niego a creer que escribir y sentir sean verbos incompatibles. La poes√≠a siempre ser√° una soluci√≥n. La otra es comenzar a denominar a los sentimientos con nombre propio.
humanEl debate sobre el impacto de la digitalizaci√≥n en el trabajo no es reciente y existen posturas para todos los gustos. Lo √ļnico seguro es que lo que viene ser√° muy diferente de lo que conocimos. Nos estamos dirigiendo a un mundo que desconocemos y en el que el talento creativo ser√° tan necesario como imprescindible.
sampedroA lo largo de las horas, acompa√Īado en todo momento por su esposa, Jos√© Luis Sampedro, que parec√≠a rejuvenecer al tomar la palabra cuando el destello de su inteligencia llenaba sus ojos, habl√≥ del momento que vivimos, en el que todo parece estar en jaque: "Seguir como estamos es imposible".
ginerdelosriosGiner propuso una renovación en profundidad de la universidad para que no se limitara a preparar a los estudiantes para la obtención de títulos, sino que tuviera un papel activo como creadora del conocimiento. Uno de los aspectos más novedosos de su propuesta fue la de participación activa de los estudiantes en el gobierno de la universidad.
S√≠, la utop√≠a es aspiracional y fue precisamente la aspiraci√≥n de muchas mujeres a lo largo de los √ļltimos siglos que hacen hoy posible la celebraci√≥n mundial del 8 de Marzo. Representa el esfuerzo que millones de mujeres, y cada vez m√°s hombres, hacen a diario para construir un mundo m√°s igual.