igualdad real

La ultraderecha se sirve del miedo que despierta el avance del feminismo en muchos hombres (y también mujeres) para conseguir votos.
La llegada de un Gobierno de coalición de izquierda y la irrupción de la ultraderecha coinciden con el cambio de estrategia del 8-M.
Cuando desde el machismo hablan de "igualdad real" es para ponerse a temblar, pues uno nunca sabe si se refieren a una "igualdad