igualdad

Peligroso. Injusto. Tanto que hasta duele. Que sean justamente las mujeres las que renieguen de esta madre coraje que es el feminismo. Esta madre que nos ha adoptado a todas, nos ha lavado la cara y nos ha mandado a estudiar, a formarnos. Que nos ha dado herramientas, nos ha enseñado a decir que no. Que somos iguales.
No ser pobre no es tener un empleo, comprar electrodomésticos, tener vacaciones, o poder sufragar un euro por receta, sino vivir de igual a igual ante cualquiera porque cada individuo debe disfrutar de plena libertad para desarrollar su vida.
Un buen Gobierno es aquel que, entre otras cosas, no se empecina en el error. Y el peor error que puede cometer un Gobierno es ir en contra de la igualdad real y efectiva, y de los medios que ayudan a su consecución, porque de hacerlo estaría incumpliendo el mandato que a todos los poderes públicos dirige el art. 9.2 de la Constitución.