indignacion

La gente de alrededor llam贸 la atenci贸n al due帽o del animal por c贸mo le estaba tratando.
Fueron puestos en libertad por la jueza de guardia 鈥減orque apreci贸 dudas鈥.
Seguro que muchos se van a sentir representados.
"Me di un beso en la boca con un chico y vino uno de seguridad a decirme que no incomodara a la gente del local".