industria cultural

tvTodos estamos metidos en esta vorágine de desatinos y desconcierto. Nos quieren ignorantes para manipularnos. No deberíamos olvidarlo. Quitar la asignatura de Filosofía de Segundo de Bachillerato es sólo un paso más. Una sociedad que no piensa, que se contenta con conocer las miserias del otro, que se entretiene viendo cómo se exhibe la intimidad del de al lado, no avanza.
ebookNos obstinamos en revivir a los libros en su nueva inmaterialidad digital. Y fracasamos. Muerto el libro, acabada la lectura, tal y como él la supone. Vienen otras lecturas, a partir de otras producciones, con un cambio profundo de su marco de significación, de realización y de circulación.
digitalLos resultados económicos del sector cultural son cada vez peores. Hay ámbitos de creación absolutamente invisibles para el regulador, como sucede con buena parte de la creación digital en línea (y hay muchos más). El aporte al Producto Interior Bruto español de la cultura no refleja la potencialidad de las industrias culturales españolas.
El emprendimiento y la innovación están delineando el cauce del crecimiento futuro. En este escenario, pese a lo prolongado del temporal, editores, productores, escenógrafos, compositores, etc., forman un ecosistema con claras opciones de verse beneficiados por las nuevas lógicas de intercambio y consumo cultural.