intolerancia

De todo lo que está pasando en la sociedad española, una de las cosas más preocupantes es que cada vez hay más gente convencida
"El 21 de abril sonreí ante la intolerancia y me fui sintiendo la mayor forma de logro"
"Una mujer me dijo que no ser madre va contra el plan que tiene Dios para las mujeres, que me debería dar vergüenza".
"Me ha pasado más veces de las que puedo recordar".
autónoma¿Qué puede haber de revolucionario en negar la palabra a un ex presidente democrático en un lugar como una universidad? Unos individuos, estudiantes presumo, han organizado un boicot en la Universidad Autónoma para impedir que Felipe González participara en unas jornadas.
eliMás que un mero homenaje, este artículo es un manifiesto; una declaración de principios. Y con él pretendo unirme a los miles de muestras de afecto, admiración y gratitud hacia Miguel. No conocí ni al atleta ni al reportero, pero sí a la persona que me abrió las primeras puertas al mundo.
Casos nuevos de racismo en Cataluña, por tipologías. Fuente: SAID a través del informe de SOS Racisme. 5. Más discriminación
A finales de los 90, una canción ocupó las primeras listas de éxitos: If you tolerate this, your children will be next (Si toleras esto, tus hijos serán los próximos), del grupo inglés Manic Street Preachers. Lo curioso es que el título tiene su origen en un cartel impreso durante la Guerra Civil: en él, se podía ver el cadáver de un niño, unos aviones en formación, y la leyenda.
No hay personas tóxicas, sino seres humanos con problemas. Tóxicas son las setas, y sólo algunas. Parece como si los "no tóxicos" fueran cántaros vacíos donde los "tóxicos" pueden verter sus maldades. Pero con estos mensajes se cae en una dualidad peligrosa: los demás son malos y uno es una víctima.
Es más factible que la violencia aparezca en territorios en los que el Estado no la puede controlar o que no están gobernados por democracias, y es normal que no nos cause tanta conmoción como cuando surge en democracias avanzadas. Por eso quizá nos sorprenden y nos golpean más hechos como los de París, que lo sucedido en Beirut un día antes, o en Kenia.