islamismo

La joven fue detenida por la Policía de la moral por llevar mal la prenda y acabó saliendo sin vida de la comisaría, un caso que ha levantado a las mujeres del país.
La división, la pobreza extrema y el ostracismo marcan el primer aniversario del retorno de los islamistas al poder, tras la criticada salida de las potencias internacionales.
Tapadas de pies a cabeza, con tutores, sin escuela m√°s all√° de los 11 a√Īos, sin empleo, sin sue√Īos: los talibanes se quitan la careta y aprietan el pu√Īo contra medio pa√≠s.
Las redes sociales se llenan de fotos de mujeres que demuestran que lo tradicional en su país no es ni el negro ni el rostro tapado. Una orgullosa reivindicación nacional.
Tras una d√©cada al frente del gobierno, los ciudadanos se han cansado. Han perdido sus feudos y ni el presidente saliente ha logrado esca√Īo.
Dicen que hay "problemas técnicos" para conformar el gabinete, pero se anunciará "pronto". Dan largas sobre unas posibles elecciones. "Es muy pronto", alegan.
"Esperamos que Afganistán nunca vuelva a ser ocupado y siga siendo independiente, próspero y el hogar de los afganos bajo un sistema islámico".
La salida de EEUU y el ascenso talibán colocan al país en un complejo escenario. Sin democracia, sin libertades, sin esperanza. Toca dar la batalla por los afganos.
Pide ayuda internacional para poner en "el centro de las negociaciones" con los talibanes los derechos de las ni√Īas y las mujeres.
¬ŅA qu√© te recuerda?