islamofobia

Sadiq Khan ha invitado al 鈥渋gnorante鈥 Donald Trump para que visite a su familia en Londres con el fin de que aprenda qu茅
El barrio bruselense de Molenbeek ha vivido escenas ins贸litas desde los atentados de Par铆s del pasado noviembre. El barrio
cristalesNo nos matan porque en nuestros pa铆ses haya hueco para quien cuestione el patriarcado, defienda la diversidad sexual y de g茅nero o trate de conciliar el laicismo y la pluralidad religiosa. A su cruel e inhumana l贸gica fundamentalista le valdr铆a igualmente que fu茅semos chi铆es, de otra doctrina sun铆.
trumpUn d铆a cualquiera me sent茅 frente al televisor para ver c贸mo un hombre actuaba ante millones de personas en un espect谩culo de odio oculto tras un velo que rezaba "Hagamos que Estados Unidos vuelva a ser un pa铆s fant谩stico". Su racismo hacia la comunidad negra es ambiguo y sutil, a diferencia del que utiliza con musulmanes y latinos. Por eso no se habla tanto de ello.
Recapitulemos: soy una mujer musulmana mitad egipcia, mitad estadounidense (y blanca) que se ha criado en un barrio residencial estadounidense de clase media como otro cualquiera. Mi madre y mi hermana mayor llevan velo por razones personales, pero yo no, y nunca me han dicho que deba hacerlo.
michael mooreCuando nos conocimos en 1998 mientras esper谩bamos para participar en un programa, una de las productoras me advirti贸 que usted estaba "nervioso" por estar en el plat贸 conmigo, que no quer铆a que "le humillara" ni que me metiera con usted. 驴Meterme con usted? En ese momento pens茅: 驴Cu谩ntos a帽os tenemos?
Instagram Ve a nuestra portada Twitter Pinterest TAMBI脡N TE PUEDE INTERESAR: Malala Yousafzai y Kailash Satyarthi comparten
donald trump black and whiteEl cl谩sico gui贸n del manual fascista siempre ha sido: primero abusar y demonizar a la comunidad minoritaria, luego aislarla, luego evocar la violencia y por 煤ltimo fomentarla y celebrarla. Puede que no hayamos llegado a esta 煤ltima fase (afortunadamente), pero ya estamos en la segunda y quiz谩 estemos pasando a la tercera.
sattoufDej贸 la revista sat铆rica porque le deprim铆a la dureza de lo que deb铆a contar cada semana y ahora su novela gr谩fica El 谩rabe del futuro contribuye al renacimiento del c贸mic. En ella cuenta el conflicto entre dos identidades y dos mundos muy diferentes desde la ingenuidad de su propia infancia.
El miedo es muy malo. La ignorancia, m谩s. As铆 que, tras los atentados del viernes en Par铆s, ya estamos de nuevo con las simplificaciones