itaca

Podemos narrar la vida como un viaje. Met√°fora que describe una andadura; los paseos con gentes diversas y los diversos aprendizajes
lamparaEsta historia inacabable que hoy me trae aqu√≠ empez√≥ en Itaca, cuando encontr√© una antigua fotograf√≠a de la entrada al puerto de Vathi en la que se ve√≠a a un hombre llegando en un peque√Īo velero con los brazos abiertos; era un griego que hab√≠a cruzado el Atl√°ntico norte con su mujer, all√° por los a√Īos 50.
burro itacaNo era muy silencioso, ése era su principal defecto; la mayoría del tiempo ni lo sentías, pero de vez en cuando, poseído por una fuerza interior descomunal, arremetía gritando. Y luego estaban esos efluvios que dejaba a su paso. Y con ellos, las moscas. A pesar de todo, era un amigo, y siempre que me veía se acercaba a saludar.
boladelmundoEs obvio que esta isla atrae sin conocerla; por su nombre legendario como ning√ļn otro, por su pasado fantaseado en cuentos y poemas que no dejamos de imaginar o releer. Pero adem√°s es que su forma de huella de gigante torpe, o de paramecio demacrado, seg√ļn la mires, abre el apetito de la fantas√≠a.