jordi savall

savallJordi Savall bebe también, claro, pero no en el bar de los amos del dinero adonde acude tanto mentecato, sino en la barra de un bar en cuya entrada puede leerse "Decencia". Allí comparte el aire limpio con sus amigos y con quienes hasta allí se acercan, agradecidos por comer juntos el mismo pan y beber el mismo vino.
El m√ļsico Jordi Savall ha renunciado al Premio Nacional de M√ļsica 2014 por considerar que procede de un Gobierno responsable