juicio 9N

artur masNo es que los espa√Īoles leamos m√°s, sino que vivimos felizmente dentro de las p√°ginas del Lazarillo de Tormes o en las de El Quijote. Ahora resulta que a Artur Mas no se le juzga por desobediencia y prevaricaci√≥n, sino por el simple y valeroso hecho de "poner unas urnas", por dem√≥crata, por defender la democracia.
El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha utilizado su derecho a la √ļltima palabra en el juicio del 9N para asegurar
La Generalitat indicó por carta a la empresa T-Systems, encargada de las aplicaciones informáticas del 9N, que siguiera adelante