kim wall

Peter Madsen, de 47 años, asesinó a bordo de un sumergible a la periodista sueca Kim Wall.
La acusación pide cadena perpetua o prisión permanente revisable por lo que califica como crimen "de raíz sexual" totalmente planificado.
El inventor está acusado de asesinar y descuartizar a la reportera.
También cambia por tercera vez su relato de los hechos: ahora dice que no murió por un golpe accidental con la escotilla, sino por intoxicación de monóxido de carbono.
El hallazgo se produce días después de encontrar en la misma zona una bolsa con la ropa de Wall y un cuchillo, otra con la cabeza, y las piernas, con trozos de metal para aumentar el peso.
Los restos de la reportera, asesinada hace dos meses, han sido hallados por la Policía danesa.
Peter Madsen, investigado por homicidio, niega que sean suyos y los atribuye a otras personas que tenían acceso a la computadora.
Madsen sostiene que ni vio lo que pasó, sólo escuchó "el ruido" y que, tras pensar durante horas en suicidarse, decidió enterrarla en el mar.
Ya era sospechoso de homicidio involuntario y ahora suma el delito de relación indecente con cadáver, que ha aparecido mutilado.
Kim Wall había sido vista por última vez el 10 de agosto a bordo del submarino de fabricación casera del inventor danés Peter Madsen.