La Rambla

Cartas, dibujos, velas... Todo ha quedado documentado y se trasladará al Museo de Historia de Barcelona y al Archivo Municipal.
Varios viandantes se salvan in extremis, ante la enorme velocidad con que circulaba Abouyaaqoub.