lafayette

salamandraTic, tic, toc, golpean las gotas cada vez con más fuerza sobre el parabrisas. Llegan las aguas de marzo. Puntuales. Y por estos pagos la lluvia, cuando el termómetro se digna por fin a colocar la aguja por encima de los cinco grados centígrados, supone la señal esperada por miles de anfibios para salir de su letargo. ¡La Gran Noche! Ranas, sapos y salamandras, protegidos por un sirimiri que asegura en su piel la humedad constante que necesitan para sobrevivir, despiertan de su sueño invernal bajo las piedras y se ponen en marcha
mulasestadounidensesGeorge Washington contempló por primera vez una mula española durante su viaje a Barbados. Tenía 19 años y quedó impresionado por su porte. En las colonias norteamericanas utilizaban burritos marrones de diez manos de altura, provenientes de Inglaterra e Irlanda, para producir mulas y en las Antillas aprendió que en España había ejemplares que sobrepasan las 15 manos.
El Comité de Ética del Senado de EEUU acaba de dar luz verde para que se cuelgue en el Capitolio un retrato de Bernardo de Gálvez, el malagueño alegre y sencillo que fuera gobernador de Luisiana, virrey de Nueva España, comandante en jefe de todas las fuerzas del Caribe y héroe de la independencia norteamericana con una talla equiparable al Marqués de Lafayette.