laicidad

También plantea la aprobación de una Ley de Libertad de Conciencia, Religiosa y de Convicciones, como pactó con Unidas Podemos en el acuerdo de Gobierno.
capillasEn un tiempo en el que la universidad corre el riesgo de quedar dominada por los intereses mercantiles (sobra la filosof√≠a y sobra tambi√©n la teolog√≠a), es necesario incorporar saberes como la teolog√≠a, que va m√°s all√° del pragmatismo, y dimensiones de la vida que evitan el pensamiento √ļnico, reivindican la mirada ut√≥pica, superan la tecnocracia y alimentan las visiones hol√≠sticas.
Cuando se habla de la modélica Transición y de los esfuerzos que hubo de hacer entonces la clase política para acometer el periodo histórico que vivimos, se olvida que un régimen como el actual, que mantiene los privilegios de una confesión religiosa, no debería ser motivo de tanto ensalzamiento, pues esos privilegios derivan de la dictadura.
Creerse o no el dogma cat√≥lico de la Inmaculada Concepci√≥n es una cuesti√≥n estrictamente personal. Ahora bien, que en pleno siglo XXI sea a√ļn d√≠a festivo en el calendario civil de un pa√≠s cuya Constituci√≥n declara que ninguna confesi√≥n tendr√° car√°cter estatal es un desprop√≥sito.
Este es el PSOE que me gusta, donde no hay verdades absolutas, donde no hay personas con la varita mágica para solucionar los problemas, donde triunfa la diversidad, el respeto, luchar por los principios de siempre pero con la gran cantidad de matices que tiene nuestra organización.