lectura de verano

En estos momentos de crisis cuando la gente no puede viajar, la lectura nos proporciona otro tipo de viaje a lugares rec贸nditos o a vidas muy diferentes a las nuestras. Yo me llevo un mont贸n de libros, algunos manuscritos.