lesbiana

'Padre de Familia' está a punto de sufrir un giro que, sinceramente, mentiríamos si lo tildásemos de inesperado. Tras más
transgenderImagina por un momento que no subes fotos a las redes sociales de ese fin de semana tan romántico que pasaste en la playa con tu novio o novia porque tienes miedo de que tus compañeros de trabajo o tu jefe lo sepan y los prejuicios les empañen los ojos. ¿Sabes lo que es dar la mano o un beso a tu pareja en la calle y atraer todas las miradas y, de vez en cuando, un insulto o incluso una paliza?
lesbians walkingEl costo real de salir del armario (en un país donde no sea castigado con la cárcel o la muerte) casi nunca es tan significativo. En el peor de los casos, te sacas de encima a la gente que no te quiere como eres, sino que sólo te quiere bajo sus condiciones: que seas lo que ellos quieren.
El Gobierno ha concedido un permiso especial por razones humanitarias para su "entrada excepcional" en España a Christelle
isla En la ceremonia de los Goya nadie, ni un solo hombre o mujer, dedicó el premio a su pareja del mismo sexo. Nadie se atrevió a estar fuera del armario o a salir de él delante de los millones de personas que desde sus casas veían la gala. Nadie pronunció las malditas palabras: mi marido, mi esposa, mi compañera, mi pareja, mi amor... para a continuación evidenciar que se trataba de una persona del mismo sexo que el premiado.
El teatro -la literatura dramática- en castellano pocas veces ha hecho justicia a los personajes LGTB. El marica siempre era el gracioso, el traidor, el malo... el marica o la bollo, el transexual o el bi siempre eran el extraño, el inadaptado, el mentiroso o el suicida. Pocas veces el amigo, el protagonista, el abogado, el periodista, el tendero, el policía...
En 38 de los 54 estados africanos la homosexualidad es ilegal, en algunos países se persigue con cadena perpetua o incluso pena de muerte. Esperar a ser juzgado es ya de por sí una condena. Una vez en prisión es difícil sobrevivir. Te puedes quedar sin familia, amistades, trabajo y lugar donde vivir.
Un libro es excelente: una selección de relatos y poemas que no dejan indiferente, que, en conjunto quizá, trasmiten una sensación de cansancio, de desilusión, pero que en ningún caso anuncian rendición. También hay gozoso sexo y saludable sentido del humor.
Ser lesbiana en 2014 es ser una mujer que estudia, trabaja, busca empleo, emprende, vota, se embaraza, se casa, se divorcia. Una poliamorosa o alguien que comparte lecho con una sola mujer durante gran parte de su vida. Tan normal que otros tiempos, no lejanos, llegan a parecernos ajenos.
Recién comenzado 2014, sube a los escenarios una ópera en el Teatro Real que tiene como tema principal la historia de amor entre dos hombres. Lo cierto es que pensé que moriría antes de ver una historia de amor gay sobre el escenario del Teatro Real. Dos hombres besándose y amándose.