lesbiana

2013-02-13-Undiaenlavidagay.jpgVivimos un per铆odo hist贸rico reaccionario (con breves recesos progresistas) y hay que salir de este estado de cosas lo antes posible sino queremos que esto acabe muy mal, especialmente para colectivos como el LGTB o como las mujeres.
Cada vez que alguien dice "no, eso es un insulto", cada vez que alguien dice "soy as铆", cada vez que alguien cambia de canal, apaga la radio, rompe la p谩gina de un peri贸dico o no bota cuando se le insta a que lo haga (recordad el "maric贸n el que no bote"), se enciende un puntito luminoso en el panel de las microluchas.
Ser lesbiana, gay, transexual o bisexual no implica, ni mucho menos, tener ideas progresistas. Al contrario: el porcentaje de gays que se siente de derechas (6,23%) dobla al de la poblaci贸n general (3,11%). Un dato que se puede personificar en Mario Vald茅s, un joven gay que afirma sin tapujos ser homosexual y de ultraderecha.
Si lo que dicta el Constitucional va contra el matrimonio gay, aparte de crear un importante problema jur铆dico curiosamente no har谩 sino dar ox铆geno a los colectivos LGTB, necesitados como est谩n de argumentos que les sostengan y les permitan mantener su actividad.