ley del ruido

Para tocar la guitarra en las calles del centro de Madrid ya no vale con conocer unos cuantos acordes y encontrar un lugar