ley mordaza

la metamorfosis actual de gregor samsaYo estaba confuso, no sab√≠a qu√© decir. Gregor Samsa acept√≥ un refresco de naranja, y cuando volv√≠ de la cocina con una lata y un vaso vi que se hab√≠a despojado de la amplia t√ļnica que llevaba y, completamente desnudo, su cuerpo estaba cubierto de hojas de papel de muchos tama√Īos
La libertad de expresi√≥n, noviolenta y c√≠vicamente ejercida en la v√≠a p√ļblica est√° por encima de la potestad sancionadora de los poderes p√ļblicos, dado que la libertad es uno de los valores superiores y la seguridad jur√≠dica uno de los principios configuradores del Estado de Derecho.
El ministro de Interior ha optado por poner nombre a una ley a costa de ensombrecer la democracia. Nosotros preferimos llamarla Ley Mordaza porque lo que pretende es amordazar a quien resulte incómodo con el poder, aunque lo manifieste de forma pacífica e imaginativa.
Estamos recordando, porque a algunos pol√≠ticos se les olvida, que la Democracia es mucho m√°s que acudir a votar cada cuatro a√Īos o participar en manifestaciones autorizadas, necesarias, pero no √ļnicas y excluyentes de otras formas de protesta pac√≠fica que fortalecen a la ciudadan√≠a.
No me pod√≠a imaginar que, tras mas de 20 a√Īos en Greenpeace, denunciando y combatiendo los desmanes ambientales, a sus responsables y a quienes los toleran, hoy tengamos que estar en campa√Īa contra la Ley de Seguridad Ciudadana. No cuela tratar de criminalizar el activismo y la protesta pac√≠fica.
La protesta organizada y no violenta es una característica de una sociedad democrática. Los derechos fundamentales a la libertad de expresión, asociación y reunión pacífica están firmemente garantizados en la legislación internacional y europea.