luis ignacio lula da silva

En Brasil se trata de "un presidente con un pasado obrero y que tiene un proyecto de desarrollo social", mientras en Egipto es "un dictador con un pasado manchado de corrupción".