madina

Mariola Cubells, periodista especializada en televisi√≥n, le pregunta a Eduardo Madina por sus gustos y cultura televisiva. '¬ŅY t√ļ qu√© miras?', un formato √°gil en forma de cuestionario para saber cu√°les son los placeres culpables televisivos de nuestros pol√≠ticos.
El l√≠der del PSOE publica un tuit tras anunciar su enemigo que deja el esca√Īo en el Congreso y la pol√≠tica.
TAMBI√ČN TE PUEDE INTERESAR - 19 cosas que no sab√≠as de Javier Fern√°ndez El PSOE va a proponer al resto de formaciones pol√≠ticas
A falta de debates org√°nicos o de liderazgo, en el PP discuten sobre lo que son y sus vuelos: si humanistas cristianos o s√≥lo humanistas; si la definici√≥n va en el pre√°mbulo o en el articulado y si la gaviota no es una gaviota, sino un charr√°n, "aunque algunos dirigentes se hayan movido estos a√Īos entre la basura"
La primera vez que la reina visit√≥ el Congreso de los Diputados era Letizia Ortiz, a√ļn no estaba casada con el entonces pr√≠ncipe
Sobre el suicidio colectivo, la oscuridad, las nubes negras y la autolesión ya está escrito todo. Y no es para menos. Costará que al PSOE no se le convierta en cómplice de cada decisión que tome el nuevo gobierno del PP y tendrán que pasar lustros para que la decisión no se asocie al devastador relato de que socialistas y populares son lo mismo, las dos caras de un régimen que se desintegra.
¬ŅQui√©n dijo S√°nchez? No han pasado tres semanas desde que sali√≥ por la puerta del garaje de la calle Ferraz y su recuerdo entre los cuadros y los cargos ya es ef√≠mero. Est√° disuelto en niebla y en ausencia. La memoria se ha hecho vaga entre los que buscan acomodo. Y ahora ya no son dogm√°ticos, ni fueron "sanchistas", ni vieron nunca con buenos ojos las decisiones y el aislamiento del ex secretario general del PSOE.
El 24-M es un Rubic√≥n que el liderazgo de Pedro S√°nchez pasar√° o no en funci√≥n de c√≥mo se lean los resultados. Su equipo conf√≠a en mantener la segunda posici√≥n del tablero, pero tambi√©n son conscientes de que eso no les bastar√° para calmar la ansiedad de algunos cuadros dirigentes. De ah√≠ que aspiren a ser primera fuerza en Extremadura, Asturias y quiz√° Canarias, y a mantener la segunda posici√≥n con posibilidades de gobiernos de coalici√≥n en Castilla-La Mancha, Arag√≥n, Baleares y Valencia. M√°s all√° de la direcci√≥n federal, los pron√≥sticos no son tan halag√ľe√Īos.
Ni todo el aire acondicionado del mundo hubiera conseguido enfriar la c√°lida acogida recibida por Pedro S√°nchez. El flamante
"No ha habido integración". Ni siquiera conversaciones para tratar de lograr ese PSOE unido que los tres candidatos a liderarlo