mandela

A Laura Mar√≠a Saavedra, colombiana de 22 a√Īos y coronada Miss Huila, ya no se le va a olvidar qui√©n es Nelson Mandela. Esta
El expresidente sudafricano Nelson Mandela, que falleció el pasado 5 de diciembre, ha dejado una herencia valorada en 46
Pues claro que uno ama el sitio de donde es m√°s que cualquier otro, pero no a costa de todo. Que s√≠, que nosotros con tres longanizas y un chato de vino nos apa√Īamos, pero bueno, al menos enci√©ndeme la luz que estoy de comerme el chorizo a oscuras hasta los mism√≠simos.
El de Steve Jobs era un discurso dedicado a los que no se desaniman, a los que saben que pueden hacer algo para mejorar su vida o la sociedad, a los que no pierden la ilusi√≥n ni el hambre de conocimiento. A los que pierden el sue√Īo pensando en lo que podr√≠amos llegar a ser.
En una época de crisis y desesperanza global, donde los cambios se dan a mayor velocidad de lo que hubiera ocurrido en cualquier época de la historia, cuando hacen falta más liderazgos, es cuando más déficit de ellos tenemos. Algunos podrán consideran que tenemos a Obama, otros a Merkel.
Algunos aspectos surrealistas del funeral de Nelson Mandela dan buena muestra de cómo la figura del político sudafricano
"Una combinación robusta de firmeza en las convicciones y capacidad de reconciliación". Ese es el secreto de la trascendencia
Desde que falleciera el pasado jueves el expresidente sudafricano Nelson Mandela, se han rendido homenajes en todos los rincones
Traicionado por un micr√≥fono. El canal de televisi√≥n p√ļblico checo CT24 capt√≥ en el Parlamento de Praga un di√°logo soez en
Adiós a Nelson Mandela. Sudáfrica ha empezado a prepararse para acoger la próxima semana a los numerosos líderes mundiales
En todos los rincones del mundo se llora por la muerte del expresidente sudafricano Nelson Mandela. Desde los líderes internacionales
Los asistentes al estreno de la √ļltima pel√≠cula sobre la vida de Nelson Mandela vivieron este jueves una de esas casualidades
Velas, flores, banderas y hasta juguetes se acumulan en la puerta de la casa de Nelson Mandela en Johanesburgo, donde cientos
"Queridos sudafricanos: Nelson Mandela nos unió y unidos lo despedimos", ha dicho Jacob Zuma, el presidente de Sudáfrica
Su gran m√©rito es haber liberado a los negros de la esclavitud y frustraciones y a los blancos de sus temores. Sin embargo, la reconciliaci√≥n nacional no se acompa√Ī√≥ de la justicia social para las v√≠ctimas del apartheid. Al apartheid racial le hab√≠a sucedido el apartheid econ√≥mico y social.
En el a√Īo 1992 tuve el honor de recibir y saludar a Nelson Mandela en Asturias con motivo de la concesi√≥n del premio Pr√≠ncipe de Asturias. El auditorio escuchaba impactado por la grandeza de sus palabras, por su serena generosidad, por su ejemplo de lucha y sacrificio durante toda una vida.
Jacob Zuma, el presidente de Sud√°frica, ha sido el encargado de anunciar la muerte de Nelson Mandela. Con tono solemne y
Nelson Mandela, uno de los grandes l√≠deres pol√≠ticos del siglo XX, nos ha dejado. Fue el fundador y primer presidente de la moderna Sud√°frica como una democracia multirracial, sin resentimiento ni amargura por su experiencia personal de 27 a√Īos de prisi√≥n solitaria y de apartheid para su pueblo.
En realidad, no se llamaba Nelson, sino Rolihlahla Dalibhunga. Le rob√≥ vacas a su padrino para 'fugarse' a la gran ciudad y fue vigilante en una mina de oro. Fue detenido y condenado por primera vez a los 34 a√Īos y recibi√≥ entrenamiento paramilitar en Argelia. El Gobierno de Sud√°frica intent√≥ asesinarlo.
Para la gran mayor√≠a de la poblaci√≥n negra en Sud√°frica, Madiba fue una luz de esperanza durante los momentos m√°s dif√≠ciles en la historia del pa√≠s. Las penurias, humillaciones y ataques se hac√≠an algo m√°s llevaderos cuando se pensaba en Mandela, encarcelado durante 27 a√Īos en Robben Island.