manifestaciones

El presidente de EEUU se帽ala que est谩 dispuesto a enviar vacunas si una agencia internacional lo administra.
Las hist贸ricas manifestaciones que comenzaron el domingo llevan a D铆az-Canel a usar la fuerza policial y a reprimir hasta el trabajo de los periodistas.
Las protestas fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad y brigadas de partidarios del Gobierno.
Las protestas han tumbado la reforma tributaria y han impedido la aprobaci贸n de una ley de salud, pero la desigualdad y la violencia policial a煤n no cambian. La lucha sigue.
La ONU y la UE condenan la brutalidad de las fuerzas de seguridad y piden que los responsables de la represi贸n respondan por sus actos.
Los manifestantes han conseguido que su Gobierno d茅 marcha atr谩s en su pol茅mica reforma fiscal con la que pretend铆a encarecer los servicios p煤blicos.
Las protestas se saldan con m谩s de mil detenidos.
Cree que existe una "situaci贸n de conflicto" entre el derecho a la vida y la salud frente al de reuni贸n.
Lenta pero segura, la sociedad latinoamericana se transforma a hombros de la causa feminista, trenzada con reivindicaciones reproductivas, antirracistas o educativas.
No se puede equiparar una manifestaci贸n con una procesi贸n, ni en el contexto epidemiol贸gico ni por su funci贸n en la sociedad.