manifestaciones

Las protestas han tumbado la reforma tributaria y han impedido la aprobaci√≥n de una ley de salud, pero la desigualdad y la violencia policial a√ļn no cambian. La lucha sigue.
La ONU y la UE condenan la brutalidad de las fuerzas de seguridad y piden que los responsables de la represión respondan por sus actos.
Los manifestantes han conseguido que su Gobierno d√© marcha atr√°s en su pol√©mica reforma fiscal con la que pretend√≠a encarecer los servicios p√ļblicos.
Las protestas se saldan con m√°s de mil detenidos.
Cree que existe una "situación de conflicto" entre el derecho a la vida y la salud frente al de reunión.
Lenta pero segura, la sociedad latinoamericana se transforma a hombros de la causa feminista, trenzada con reivindicaciones reproductivas, antirracistas o educativas.
No se puede equiparar una manifestación con una procesión, ni en el contexto epidemiológico ni por su función en la sociedad.
"El moderador debería hacerle callar y echarle del programa".
Las manifestaciones han continuado en Madrid y Barcelona en la noche del miércoles.
El presidente estadounidense, a trav√©s de su cuenta de Twitter, ha tachado las acciones en Washington de ‚Äúvergonzoso vandalismo‚ÄĚ.