Margaret Atwood

Aunque esto no empa√Īa ni un √°pice la alegr√≠a, el j√ļbilo y la euforia, que Munro haya ganado el Nobel probablemente no tendr√° como consecuencia que este acto de estricta justicia y buen gusto produzca otro: que lo consiga Atwood el a√Īo que viene o el que sea (la justicia humana suele ser escasa).