Mario Bunge

Aunque la ciencia es objetiva y verificable, sólo puede aspirar a proponer respuestas que podrían representar o aproximarse a "la verdad". O sea que, a efectos prácticos, la verdad absoluta nos resulta inalcanzable. Si alguien asegura lo contrario, probablemente le esté tomando el pelo.