martino

No es habitual que un entrenador de f√ļtbol reconozca sus responsabilidades con claridad. Por eso llama la atenci√≥n la rueda
Si no hay nada más doloroso que la indiferencia de un ser querido, ante el Athletic de Bilbao, el Camp Nou evidenció su intenso desamor. Ya no reconocen a su Barça. Hace demasiado tiempo que se marchó. El club vive una situación especialmente incierta
Teniendo en cuenta los precedentes (los partidos ante el City), es muy posible que Martino prefiera fortalecer el centro del campo con la inclusión de Busquets y los peloteros, obligando a jugar con solo dos puntas, Messi garantizado. Empezar o no con Neymar dirá mucho de él.
Guardiola creó un equipo invencible cuando muchos le daban por muerto a las primeras semanas, y Martino, con sus novedades, puede aportar aire nuevo a un sistema algo resacoso. Si el invento no funciona, la fórmula está clara. Balones a Leo, que las mete de tres en tres.