Massive Attack

La banda británica alegó que le molestaba la música de Franz Ferdinand, que actuaba en el escenario de al lado.
El espectáculo es una bomba en la que uno no puede escapar de los estímulos visuales y auditivos constantes. Es el resumen de nuestro tiempo convertido en aullido. Cuando se apagan las luces, Massive Attack abandona el escenario en silencio y leemos: "Y ahora encuentra tu camino a casa".