matanza de Orlando

ORLANDO, Florida (Estados Unidos) 鈥 Tardamos s贸lo 38 minutos en salir de una tienda de armas con una m谩quina mort铆fera. D铆as
orlandoLa iron铆a del asunto es que Mateen no es m谩s que un homosexual frustrado. Un hom贸fobo que ten铆a un pie a煤n dentro del armario. Mateen era gay. Le gustaban los hombres. Pero estaba casado con una mujer, con quien pagaba todas sus frustraciones de hombre musulm谩n homosexual que no se quer铆a a s铆 mismo y que s贸lo buscaba vengarse de los dem谩s. Por sodomitas.
banderasLas leyes, por m谩s importancia que tengan, no sirven de escudo impenetrable para frenar a las balas. El terror铆fico asesinato de Orlando lo pone tr谩gicamente en evidencia. Aunque la tragedia personal, tan cargada de emociones, ensombrece la frialdad del an谩lisis racional, no podemos, sin embargo, o, mejor dicho, no debemos renunciar a este. As铆, tras expresar nuestra m谩s en茅rgica repulsa a este vil asesinato m煤ltiple, tenemos que preguntarnos, en efecto, qu茅 causas pueden llevar a una persona a perpetrar un acto de estas caracter铆sticas.
atentado orlandoSe pueden aprobar todas las leyes posibles para garantizar que tenemos los mismos derechos y, aun as铆, ninguna de ellas tendr谩 sentido mientras se nos siga percibiendo como inferiores, distintos, enfermos, desviados, invertidos, inmorales o perversos.