menas

Las críticas de la ultraderecha a la mano tendida del Gobierno andaluz provoca bandazos en los socios, PP y Cs.
La candidata de Vox las ha repetido durante toda la campa√Īa electoral.
La ONU advierte: "Hacer frente al discurso de odio no significa limitar la libertad de expresión, sino impedir que este mensaje degenere en algo más peligroso".
El Ministerio P√ļblico pide al juez que "en el plazo m√°s breve posible" decrete su retirada de todos los lugares donde aparezca.
El dato que da ya ha sido desmentido por la Comunidad de Madrid y varias asociaciones.
Los socialistas esperan que la Junta Electoral ordene la retirada de la propaganda del Metro de Madrid.
PSOE, Podemos y Más Madrid también lo han denunciado ante los tribunales por incitar al odio.
El partido cruza una l√≠nea roja en su agenda xen√≥foba: "Si cambiamos la palabra ‚Äėmena‚Äô por ‚Äėmusulm√°n‚Äô o ‚Äėjud√≠o‚Äô, ser√≠a nazismo puro y duro".
La presidenta de Vox en Madrid sostiene que le gustar√≠a "liderar la Ca√Īada Real" porque tiene "soluciones" para el poblado.
La formación liderada por Santiago Abascal mira cada vez más a Estados Unidos, y los principales damnificados son los migrantes y personas racializadas.