miguel-diaz-canel

Tras Castro, las ligeras aperturas económicas y el uso de internet han transformado la juventud, que necesita unas libertades que el Gobierno no está dispuesto a darle.
Los principales líderes de la oposición amanecieron este lunes con sus casa bajo vigilancia policial y la prohibición de salir a la calle.
El activista y disidente cubano Yunior García Aguilera iba a cruzar en centro de La Habana, pidiendo un cambio político.
Entre ellos está el cineasta Anyelo Troya, realizador del famoso videoclip 'Patria y Vida', convertido en un símbolo de los críticos con el presidente Díaz-Canel.
El levantamiento popular, inédito en 27 años, ha evidenciado la necesidad de apertura y concesiones, pero no parece que hoy vaya a acabar por derrocar a Díaz-Canel.
El presidente de EEUU señala que está dispuesto a enviar vacunas si una agencia internacional lo administra.
Las históricas manifestaciones que comenzaron el domingo llevan a Díaz-Canel a usar la fuerza policial y a reprimir hasta el trabajo de los periodistas.
Los apagones de electricidad, la pandemia y la crisis económica, en el foco de las manifestaciones del domingo.
"Ya salieron con que en Cuba reprimimos, asesinamos. ¿Dónde están los asesinatos cubanos? ¿Dónde está la represión cubana?", ha lanzado el presidente Díaz-Canel.
Las protestas fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad y brigadas de partidarios del Gobierno.
La salida de Raúl como máximo líder del Partido Comunista, relevado por Díaz-Canel, reabre el debate sobre la necesidad de reformas en una isla en crisis.
Castro se fue "con la satisfacción de haber cumplido y la confianza en el futuro de la patria".
Nueve de cada diez cubanos votan a favor de la nueva Carta Magna, que mantiene el carácter socialista de la isla.
Los nuevos tiempos de Díaz-Canel llevan consigo un nuevo articulado, que crea la figura del primer ministro y abre la puerta a los matrimonios gays.
No existe un acuerdo similar entre la isla y ningún otro país europeo.
Hace 32 años que no va un presidente del Gobierno para una cumbre bilateral.
Ha sido elegido por el 99,83% de los votos de la Asamblea Nacional como sucesor de Raúl Castro.
Raúl deja la presidencia, en la que relevó a su hermano Fidel, tras 12 años al mando.