milenials

Querido anónimo: Quiero que sepas que esta carta no es por ti, esta carta es por mí, porque quiero seguir quitando ese peso
Estas son historias reales. Los eventos descritos en el presente artículo acontecieron en las ciudades de Madrid y Sevilla