modelo de vida

Estos edificios tan bellos contra los que se estrellan las aves son una suerte de metáfora de nuestra vida de progreso en esta sociedad del dinero, el verdadero dios, al que los sumos sacerdotes, los mercados, consagran su esmero y su cuidado al igual que el vampiro.