muere jose luis sampedro

Quiso irse de manera sencilla como hab√≠a vivido, porque la muerte, su muerte, es parte de la vida. Falleci√≥ sobre la 1:30 de la madrugada del pasado lunes en su casa de la calle Cea Berm√ļdez de Madrid. S√≥lo hoy lo hemos sabido. Se ha ido sin la pompa que rehu√≠a. Que la m√ļsica y las palabras le acompa√Īen, maestro.
'Fuerzas Económicas de Nuestro Tiempo' (Ed. Guadarrama, 1975), de José Luis Sampedro, me sorprendió no solo por su aguda visión de la política económica como herramienta imprescindible para alcanzar la justicia social. Quedé fascinado por la claridad y sencillez con que exponía ideas complejas que consideraba incomprensibles.
Se nos ha ido una de las mentes más brillantes de nuestro país y todo un ejemplo de lucha social y de compromiso intelectual. Pero nos queda el deber moral de continuar su proyecto, buscando conquistar nuestro lugar en el mundo. Por todas partes transpira y sobrevive el pensamiento al que Sampedro dio forma con sus obras.
Escritor, economista, humanista y, en sus √ļltimos a√Īos, ya nonagenario, uno de los 'abuelos', junto a St√©phane Hessel (autor