muerte payaso miliki

Con la muerte de Miliki, a los 83 años nos hacemos definitivamente adultos, se ha dicho en Twitter. Algo se va de las infancias