mundo rural

Miranda del Casta√Īar (Salamanca) Uju√© (Navarra) Fornalutx (islas Baleares) Capileira (Granada) Covarrubias (Burgos) Caleruega
manzanasAntes de que las lluvias las echen a perder, hay que subirse al manzano. Escalera de mano de madera, un cubo de plástico al que ato una cuerda larga. Una vez en el árbol, el mérito esta en coger las manzanas, echarlas en el cubo, mantener el equilibrio en una rama precaria rezando que no se rompa porque te sobran unas lorzas
La pugna electoral se instala en las primeras p√°ginas de los diarios, con nuevos sondeos y las estrategias de campa√Īa para
flores¬ŅPor qu√© hablar de las mujeres rurales s√≥lo una vez al a√Īo, justo en el D√≠a Mundial que le ha reconocido la ONU? ¬ŅAcaso no est√°n ah√≠ los 365 d√≠as anuales? Rompamos esa norma no escrita y sigamos dando visibilidad a esa parte de poblaci√≥n femenina que (sobre)vive en el medio rural.
ruralEstos días tuve ocasión de hablar con mujeres valientes, decididas, que tuvieron claro que querían estar en el medio rural, y que encontraron la ocupación profesional a raíz del entorno. Proyectos hermosos e inteligentes que funcionan tan bien que parece fácil. Y como la vida en el campo no es sencilla, ahí están las voces de las diputadas de Podemos para hablar de ellas. A veces el poema sucede sin necesidad de que nadie lo escriba. El cambio ya ocurre como un verso imparable.
paisajeEscuchando a estas emprendedoras -con un nivel de formaci√≥n alto y medio alto- que se instalaron en el Pirineo y comenzaron una actividad vinculada con el turismo rural a finales de la d√©cada de los noventa, pude comprender que su sue√Īo ten√≠a mucho de locura y escasa consistencia, y que gracias a su tes√≥n y a su inasequible desaliento, comenzaron a asentar las bases de esta nueva sociedad rural del siglo XXI .
matanza de cerdo en el interior desde la costa, cualquier interior y cualquier costa, es entrar en un t√ļnel del tiempo que no necesariamente fue mejor. Por muy habituados que estemos siempre, nos choca el vac√≠o y el silencio m√°s propios de tierras del nuevo mundo o de los pa√≠ses que la gente prefiere evitar, que de la vieja Europa.
Tronceda es un refugio que parece haber vencido al tiempo. Situado en la provincia de Ourense, a 45 kilómetros de la capital
‚ÄúPuedes ponerlo con letras bien grandes: Nosotros nos vinimos aqu√≠ con una mano delante y otra detr√°s‚ÄĚ. David habla deprisa