ninos-catalanes

Los niños catalanes que quieran llevarse la tartera de casa tendrán que pagar hasta tres euros diarios por usar el comedor