obamania

obamaUna cosa es segura en caso de que Trump consiga llegar a la Casa Blanca: veremos la diferencia con Obama. La vamos a notar. Incluso quien todavía persiste en el mantra fácil de que "ya no hay diferencias" entre opciones progresistas respecto a las conservadores. ¡Vaya si lo notarán! ¡Vaya si lo notaremos todos!
En cuatro a√Īos pasamos de la "Obaman√≠a" a la incertidumbre de una tarde noche de infarto. Gobernar es administrar expectativas y las que gener√≥ Obama -dentro y fuera de EEUU- en 2008 eran tan grandes, como dif√≠cil su administraci√≥n razonable para dar satisfacci√≥n a sus electores. La corriente de "Obaman√≠a" la provocaba la expectativa de que revertir√≠a en plazo milagroso la cat√°strofe que encontr√≥ a su llegada.