oferta y demanda de empleo

Ni los datos de arranque de a√Īo anticipaban un desastre laboral en 2013 (aunque dados los niveles actuales de ocupaci√≥n, cualquier p√©rdida adicional de empleo es grave) ni los que hemos conocido desde marzo sugieren que Espa√Īa vaya a generar empleo de forma sostenida a corto plazo.