olvidar

Un funcionario de prisiones se convierte en diana de ETA al conocerse su nombre a través del Boletín Oficial del Estado, donde