omg

salmónEstados Unidos autoriza el consumo humano de un salmón transgénico al que le han introducido hormonas para crecer más rápido y tener más tamaño que el salmón silvestre. Además, la administración norteamericana indica que la empresa no tiene que indicar en el etiquetado que es un Organismo Modificado Genéticamente (OGM).
Las empresas existen por naturaleza para producir dinero. Su objetivo es aumentar sus ganancias y complacer a sus accionistas y, por tanto, utilizarán cualquier acuerdo comercial que tengan al alcance de la mano para lograrlo, sin importar el coste social o ambiental.