osce

Todos miran a Ucrania. La situación en este país es ahora el principal foco de tensión entre las grandes potencias. El presidente
Hubo un error y se reconoce ya en público. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha admitido que se produjo un
El secretismo es tan absoluto que nadie conoce la cifra total de víctimas (Amnistía cuenta unas 400 desde 1991). Si sabemos algo es por las perlitas informativas que arrancan ONG, y por el testimonio de Oleg Alkaev, verdugo de Bielorrusia entre 1996 y 2001, exiliado después por miedo.
La dictadura de Aleksandr Lukashenko ha ocupado todos los escaños. Un nuevo espectáculo de tonos grises al servicio de un tipo que, por cierto, acaba de superar a Leonid Brezhnev en longevidad dictatorial: 18 añazos de mentiras y opresión. Felicidades.