paises-en-desarrollo

obama taza rojoLa prima para los agricultores en lo que algunos se atreven a llamar "comercio justo" es menos de 1/3 de centavo por cada taza, una cantidad insignificante. En Café for Change creemos que usted tiene el problema de Lincoln, que luchaba por abolir la esclavitud mientras el Gobierno que presidía adquiría artículos producidos por esclavos.
magufuliA la hora de hablar sobre Tanzania, es fácil y tentador acudir al tópico de El Rey León (o al hacerlo sobre Kenia, ya que ambos países se disputan la paternidad de la criatura). Resulta tan obvio y tan barato hacerlo como acudir al tópico de la corrida de toros para hablar de la actualidad española. Pero allá voy.
radio"La radio es vocación de servicio público", me dijo un veterano periodista de la sección de Internacional cuando apenas empezaba a estudiar la carrera. Esa vocación me ha llevado años después hasta mi labor actual en Ayuda en Acción, donde he podido descubrir que la radio juega un papel clave en la prevención y alerta temprana en América Latina.
solar panel africaCasi de la noche a la mañana, millones de hogares de la África rural han conseguido acceso a los teléfonos móviles, que utilizan tanto para actividades comerciales como para la comunicación personal. Lo que está sucediendo en África anuncia una transformación histórica: el salto directo de la era 'preelectricidad' a la era de la Tercera Revolución Industrial.
niñas etiopia Del 13 al 16 de julio, como miembro del Parlamento Europeo, participé en la III Conferencia Internacional de Financiación al Desarrollo en Adís Abeba (Etiopía). No sé si calificar de sorprendente que los medios españoles no encontraran hueco para dar a conocer lo que allí nos jugábamos.
granoscafe Si políticos y consumidores europeos quieren erradicar la pobreza, cada vez que se beban una taza de café deberían enviar 0,10 € (que podrían permitirse) como compensación a la gente que vive en las regiones cafetaleras. No se trata de ayuda o caridad, sino de un acto de justicia.
c aguilera He visto de primera mano la necesidad en Ruanda, Haití y Guatemala. He visto la desesperación en los ojos de una madre con su hijo hambriento en brazos. Pero también he visto la alegría en su rostro. He sentido la felicidad de dar de comer a un niño que no tiene ni idea de quién soy, que simplemente sonríe por el alimento.
indiaLas mujeres de la India rural se encuentran solas, impotentes, maltratadas y sin patrimonio. Muchas acaban recurriendo a pesticidas, tintes o matarratas para provocar su propia muerte. A veces, la única posibilidad de escapar a la violencia que engendra la pobreza es huir hacia la muerte.
Las mujeres, por ser mujeres, se enfrentan a barreras únicas en lo que a su seguridad y su salud se refiere. Muchas de estas cuestiones no están a nuestro alcance por estar culturalmente arraigadas, pero hay otras que sí se pueden tratar y tienen soluciones fáciles y de gran impacto. En Kenia, el coste medio de un paquete de compresas es de 75 chelines (0,70 €). Aunque parezca una cantidad mínima, la media diaria de ingresos para trabajadores no cualificados se sitúa en torno a 1 euro, lo que significa que las compresas no son asequibles para miles de mujeres.
Además de invasiones y desastres naturales, Haití ha sufrido aislamiento. Para la reconstrucción, es necesario crear conexiones. En mi carrera como actor he aprendido que las historias cambian el modo en que las personas ven el mundo. Y en Haití, poco a poco va surgiendo una historia.