pateras

En el Mar de Alborán.
El antiguo CATE de Motril reabre sus puertas para dar cobijo a un centenar de rescatados al encontrarse lleno el nuevo.
Las embarcaciones fueron interceptados frente a las costas andaluzas, en el Mar de Alborán y en el Estrecho.
Han sido muchos años desde que comencé la redacción de esta historia, advertido por varios editores del poco "tirón" que
Según datos de Naciones Unidas, al menos otros 304 inmigrantes y refugiados han muerto o han desaparecido en el mar tratando de alcanzar nuestro país.
CETI, polideportivos, barcos, patios... Inmigrantes y refugiados son atendidos en la zona del Estrecho y Alborán de la mejor manera posible, pese al incremento de pateras.
Desde el 1 de enero hasta el 15 de julio, 18.016 migrantes tomaron la ruta que va de Marruecos o Argelia a nuestro país. En el último mes y medio, llegan 220 por día.
Otros 57 migrantes han sido rescatados.
Cuatro personas han muerto en la travesía.
Los migrantes habrían pagado entre 770 y 1.000 euros para realizar la travesía en una pequeña embarcación de pesca.
La Organización Internacional de las Migraciones denuncia con sus datos la ruta más mortífera para los que escapan de las penurias y los conflictos.
Un informe de CEAR denuncia la actuación “improvisada y arbitraria” del Gobierno.
Basilio y Mayoro se separaron al llegar a España en 2006
Las ONG denuncian que Interior tenía "muchísimas posibilidades" para darles un techo en vez de una prisión por estrenar y anuncian que irán a la Fiscalía porque en el grupo hay un menor.
El niño llegó a Melilla con su tía y su madre lo hizo un mes más tarde. Hasta que los análisis genéticos han confirmado su vínculo no han podido abrazarse de nuevo.
Las víctimas pagaban entre 500 y 3.000 euros por el viaje ilegal. No todos pudieron completar la odisea y se ahogaron por el camino.
Uno de los rescatados es un niño de un año y hay seis mujeres en el grupo.
Todos han sido trasladados a Tarifa y se encuentran en buen estado de salud.
La inmigración irregular se cuadruplicó en España en el pasado julio, según Frontex.
Antiguos mafiosos, pero también civiles, policías y militares bloquean la salida desde las playas, provocando un descenso importante de llegadas a Italia.